Cuál es el impacto de la Beca Nuevo Milenio y Crédito con Aval del Estado para carreras técnicas


 

La profesora Josefa Aguirre, en una investigación publicada en el Journal of Public Economics, muestra que becas y créditos aumentan la matricula, persistencia y graduación en programas técnicos o profesionales.

 

Foto: javier trueba Unsplash

En una reciente investigación publicada en el Journal of Public Economics, la profesora de la Escuela de Gobierno UC Josefa Aguirre mostró el impacto causal de la Beca Nuevo Milenio y del Crédito con Aval del Estado para carreras técnicas. En Chile se puede asistir a programas técnicos en Centros de Formación Profesional (CFT) o programas profesionales en Universidades o Institutos Profesionales (IP).

“Existe poca evidencia causal sobre el impacto de becas y créditos para carreras técnicas. Esto pese a que la educación técnica tiene un registro de matrícula de cerca de un 30% de los alumnos de pregrado en Chile y EEUU, y que captura una proporción cada vez mayor de la ayuda financiera”, explica la profesora Josefa Aguirre.

cae tw esp 1

La Beca Nuevo Milenio cubre aprox. un 40% del arancel en carreras técnicas y los estudiantes pueden acceder a ella si muestran ingresos en el 40% inferior y un NEM mayor a 5.0. El crédito (CAE) cubre aprox. un 90% del arancel en carreras técnicas o profesionales en Institutos Profesionales para alumnos que muestran ingresos en el 80% inferior y un NEM mayor a 5.3.

figura 3 1

Según explica la profesora becas y créditos podrían aumentar las tasas de graduación vía matrícula y vía permitir que los alumnos dediquen más tiempo a sus estudios. Sin embargo, también podrían desviar a los alumnos de programas universitarios y llevar a matriculas prolongadas y mayores gastos. Esto último es especialmente preocupante considerando las altas tasas de deserción en el CFT e IP.

Para ello, y según explica la profesora Josefa Aguirre, el paper utilizó un Regresión Discontinua para estimar el impacto de entregar becas y créditos a estudiantes de bajos ingresos y menor desempeño académico que no tienen acceso a becas y créditos para la universidad.

Entre sus principales conclusiones, la investigación muestra que las becas y créditos aumentan la matricula y persistencia en educación superior. Además los resultados sugieren un aumento en las tasas de graduación de educación superior.

En relación al tipo de programa que escogen los alumnos, los resultados muestran que las becas no llevan a los alumnos a sustituir programas profesionales por programas técnico. Mientras que los créditos llevan a algunos alumnos a sustituir programas universitarios por programas profesionales en IP.

Por ello es que la profesora Josefa Aguirre advierte que si bien los análisis costo-beneficio sugieren que las becas podrían aumentar los ingresos de sus beneficiarios y que este aumento sería mayor al costo del programa, en el caso de los créditos es menos evidente que aumenten los ingresos de sus beneficiarios. Esto ya que los créditos llevan a algunos alumnos a sustituir programas universitarios de mayores ingresos por programas profesionales en IP de menores ingresos.

Esto resalta la importancia de focalizar las políticas para evitar el desvío de programas universitarios de calidad que podrían tener un mejor impacto en los ingresos futuros de los estudiantes.

 

Su paper lo puedes encontrar aquí: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0047272721001754?dgcid=author