Las expectativas y los desafíos de la primera generación de Administración Pública UC


La nueva carrera de la universidad se convirtió en la primera alternativa de pregrado de la Escuela de Gobierno UC. Con un mes en clases presenciales, miembros de esta nueva comunidad relatan cuáles son sus expectativas, experiencias y los desafíos que se vienen.

Por: Sebastián Ávila Donoso - Vive la UC

En el edificio Mide UC del Campus San Joaquín -donde se aloja la Escuela de Gobierno- se realizan parte de las clases de una carrera que se estrenó este año: Administración Pública. Pero no solo es una facultad la que alberga dicho plan de estudio. En un gran trabajo colaborativo, seis son las facultades que contribuyen en una malla curricular multidisciplinaria que ya comenzó a formar a su primera generación.

“Es un orgullo enorme ser parte de la primera generación. Es una oportunidad de la que estoy muy agradecido, tengo muchas expectativas y metas por cumplir estando en esta carrera, siento que podré ser de mucha ayuda para el país”, dice Angelo Di Basso, novato que pudo conocer y reunirse con sus compañeros(as) desde el primer día de este año, marcado por el retorno a la presencialidad.

Por su parte, Camila Burgos considera que era necesario abrir la carrera de Administración Pública en la UC. “Es emocionante ser parte de un proyecto tan ambicioso y novedoso como lo es esta carrera, es una profesión necesaria en este momento histórico actual, como también lo ha sido y lo será a futuro. Por lo tanto, es menester que una Universidad con tanta trayectoria como lo es la UC tenga este campo a desarrollar”. 

La UC ya cumplió su primer mes de presencialidad total. Luego de 2 años de vida académica online o semipresencial, se ha visto cómo los campus han vuelto a la vida. En ese sentido, Bárbara Vitta considera que “el conocer y poder interactuar con mis compañeros y profesores presencialmente marca una gran diferencia. Hace que la experiencia sea más cercana”. Respecto a las medidas sanitarias exigidas en los campus, cree que “resultan en su mayoría bien. El uso de mascarillas está presente en todo momento y por el campus siempre podemos encontrar alcohol gel”.

Alumno AP 1

Alumno AP 2

Cristian Pliscoff es el director de esta nueva carrera. Es doctor en Administración Pública de la Universidad de Southern California y posee maestrías en el área, además de haber desarrollado proyectos de investigación, nacionales e internacionales, en gestión pública. Mi expectativa es la de entregar un plan de estudios innovador que tome la tradición de la formación en administración pública, y le incorpore nuevos saberes, para formar profesionales capaces de enfrentar los desafíos del Estado actual y futuro”, afirma, quien también imparte clases en la carrera. 

El directivo también expresa que ha podido observar de cerca este nuevo proceso y cree que los(as) nuevos(as) estudiantes “llegaron muy motivados con la carrera. En general conocían del programa y ya se habían informado de las particularidades de este. Además, están conscientes de la responsabilidad de ser la primera generación”. 

Una mirada multidisciplinaria de la administración pública

Este nuevo plan de estudio es, en esencia, multidisciplinar. En su diseño curricular, participaron profesores(as) de la Escuela de Gobierno UC, de las facultades de Ciencias Sociales, Derecho, Economía y Administración, Ingeniería e Historia, Geografía y Ciencia Política, además de College UC. Este año la carrera ofreció 60 vacantes y se proyectan 120 para el segundo periodo de admisión.

“Hasta ahora las clases, desde mi perspectiva, han sido innovadoras y han abierto mi campo de conocimiento. Es importante enfocarnos en las necesidades del Chile de ahora y del futuro, ya que es ahí donde nosotros aportaremos, por lo que lo que aprendamos hoy será vital para el futuro nacional. Y ese enfoque se ha dado con éxito en la mayoría de nuestras clases”, dice Camila Burgos a Vive la UC. 

Respecto a las expectativas que tienen los(as) nuevos(as) universitarios(as) para sus cinco años de estudio, la mayoría afirma que anhela utilizar los conocimientos entregados por la UC para aportar al país. 

La misma Burgos espera que la universidad le entregue herramientas necesarias para estudiar el escenario público y político, tanto a nivel nacional e internacional. “Como administradores públicos tendremos la capacidad de cambiar la realidad de las personas que necesitan que su realidad sea mejorada. Ese es un gran poder y espero que tengamos la capacidad para enfrentarnos a ello”. 

Finalmente, en esa misma línea, el director Pliscoff cree que los(as) futuros(as) administradores públicos UC podrán ofrecer dos principales elementos. “Primero, un compromiso con un actuar público basado en los principios democráticos y con altos estándares éticos. Lo segundo: una disposición a generar cambios, a partir del estímulo de procesos de innovación de la gestión y políticas públicas, de forma de facilitar una administración pública más dinámica y abierta a las necesidades de la sociedad”.