Estudio sobre vacunación contra COVID-19 en niños y niñas entre 3 y 5 años revela que la protección contra casos graves es alta


El objetivo del estudio, publicado en la revista Nature Medicine, fue estimar la efectividad de administrar dos dosis de la vacuna inactivada contra el SARS-CoV-2 de Sinovac (CoronaVac) a niños y niñas entre 3 y 5 años. Los resultados respaldan la vacunación para prevenir COVID-19 severo y posibles complicaciones.

Un nuevo estudio del programa nacional de vacunación contra el COVID-19 en Chile, evalúa la efectividad del esquema primario de vacunación (dos dosis, separadas por 28 días una de otra) para niñas y niños entre 3 y 5 años para prevenir casos sintomáticos, hospitalizaciones e ingresos a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) durante el brote de la variante Ómicron del virus SARS-CoV-2. 

La investigación considera a 500 mil niñas y niños afiliados a FONASA, vacunados entre el 6 de diciembre de 2021 y el 26 de febrero de 2022, y fue efectuada por especialistas del Ministerio de Salud y la Pontificia Universidad Católica de Chile, entre ellos el profesor de la Escuela de Gobierno UCEduardo Undurraga, y el profesor de la Facultad de Matemáticas UCAlejandro Jara.

Esta es la primera publicación sobre la efectividad de las vacunas contra COVID-19 en menores de 5 años y revela que el riesgo de contraer la enfermedad de manera grave en niños sanos es sustantivamente menor que entre los adultos, por lo que vacunarlos puede reducir la transmisión comunitaria y evitar presentaciones potencialmente mortales como el Síndrome Inflamatorio Multisistémico Infantil (MIS-C) o el Síndrome Inflamatorio Pediátrico Multisistémico (PIMS), además de prevenir las consecuencias del COVID-19. 

 

Vacunación durante el brote de la cepa Ómicron fue modesta

Por otra parte, los resultados del estudio sugieren que la efectividad de dos dosis con la vacuna CoronaVac contra el COVID-19 en niñas y niños entre 3 y 5 años durante el brote de Ómicron fue modesta. Sin embargo, los resultados mostraron un alto nivel de protección contra la enfermedad grave, incluyendo hospitalizaciones e ingreso a UCI. Por lo tanto, los resultados respaldan la vacunación para prevenir la enfermedad de manera severa y posibles complicaciones, además de destacar la importancia de mantener las medidas de control complementarias.

“Las autoridades sanitarias necesitan urgentemente evidencia del ‘mundo real’, además de aquella que viene de ensayos clínicos sobre la efectividad de las vacunas para prevenir casos severos de COVID-19. De esta forma pueden incorporar en sus decisiones un balance adecuado de los costos y beneficios de las campañas de vacunación masiva”, explica el profesor Undurraga.

+ Lee el estudio completo en Nature Medicine

 

Lee la noticia en los siguientes medios:

+ Lee sobre el estudio en Global Times

+ Lee sobre el estudio en Business Insider

+ Lee sobre el estudio en Nature

+ Lee sobre el estudio en Bangkok Post

+ Lee sobre el estudio en News Medical

+ Lee sobre el estudio en Bloomberg 

+ Lee sobre el estudio en The Peninsula (Qatar)

+ Lee sobre el estudio en Reuters

+ Lee sobre el estudio en Yahoo

+ Lee sobre el estudio en The Straits Times

+ Lee sobre el estudio en La República (Colombia)

+ Lee sobre el estudio en Gestión (Perú)

+ Lee sobre el estudio en Radio Perfil (Argentina)

+ Lee sobre el estudio en Infobae

+ Lee sobre el estudio en Duna

+ Lee sobre el estudio en El Dínamo