Asistencia, desvinculación y aprendizajes de estudiantes y párvulos persisten como desafíos críticos este 2022


Así lo señalaron investigadores y directoras de escuelas y jardines en webinar organizado por la U. de Chile y la U. Católica, que abordó la situación de la presencialidad durante el primer semestre.

Académicos y directoras de jardines y escuelas se reunieron en el webinar “Monitoreo de escuelas en pandemia. Aprendizajes y experiencias para seguir avanzando”, donde realizaron un balance sobre la situación de la asistencia presencial a las escuelas y jardines infantiles durante el primer semestre de 2022.

Un encuentro organizado por la Escuela de Gobierno UC, el Instituto de Sociología UC y el CIAE de la Universidad de Chile, en colaboración con el Centro de Estudios del Ministerio de Educación y la Subsecretaría de Educación Parvularia, quienes desde marzo de 2021 han monitoreado el proceso de retorno a la presencialidad de los establecimientos educativos, por medio de la Encuesta Nacional de Monitoreo Educacional en Pandemia.

¿Qué ha pasado entre los meses de marzo y agosto del 2022? El panorama sigue siendo desafiante para los establecimientos educativos, al persistir una asistencia por debajo de los niveles pre-pandemia. “Los promedios se mantienen en torno a un 83 y 84% desde marzo, lo que sigue siendo preocupante pensando que el promedio de la asistencia para los años anteriores a la pandemia era de 90%”, expresó durante la jornada Manuel Alcaino, jefe del Centro de Estudios del MINEDUC.

Al respecto, Susana Claro, académica de la Escuela de Gobierno de la Pontificia Universidad Católica, señaló que el Monitoreo ha reportado una tendencia a la baja de la asistencia durante todo el primer semestre, con una leve recuperación luego del regreso de las vacaciones de invierno, “por lo tanto, es un esfuerzo que tenemos que seguir haciendo”, puntualizó.

En esta línea uno de los desafíos pendientes es la desvinculación de los niños y niñas con los establecimientos educativos. Durante el primer semestre directores y directoras reportaron que un 3% de los estudiantes no tienen ningún vínculo con la escuela, lo que representa a cerca de cien mil estudiantes.

En educación parvularia la situación es aún más compleja: “nos encontramos con que la asistencia se ha mantenido en forma muy reducida, estamos hablando de entre el 50% y 53%, es decir, solo la mitad de los niños y niñas que están matriculados en los jardines infantiles están asistiendo regularmente”, señaló el director del CIAE, Juan Pablo Valenzuela. Según explicó, esto sucede en todas las dependencias con excepción de la educación particular pagada y las escuelas de lenguaje.

La desvinculación de los niños y niñas del jardín infantil es aún más elevada que en los colegios, “estamos hablando de alrededor del 20%, 1 de cada 4 niños y niñas que se matricularon para el año 2022 el jardín no está pudiendo contactarlos”, indicó Valenzuela. Esto a pesar de que la mayoría de los jardines infantiles de todas las dependencias han estado abiertos con la capacidad para recibir a todos los estudiantes.

¿Qué se está haciendo en los colegios y jardines?

El monitoreo también detectó que los establecimientos están utilizando estrategias para mejorar los indicadores de asistencia, y es por esto que se invitó para este seminario a tres casos ejemplares para compartir su experiencia. Este es el caso del Centro Educacional Provincia de Ñuble del SLEP Gabriela Mistral, quienes lograron finalizar en 2021 con una asistencia del 90%.

Un registro de asistencia a clases que permitió levantar información para la toma de decisiones, constante monitoreo del equipo directivo y de gestión e instalación de una cultura de altas expectativas y motivación al logro, son algunas de las prácticas que describió durante el webinar la directora del establecimiento, Silvia Mancilla.

Además, se implementó un curriculum flexible con horarios progresivos, los casos complejos de asistencia fueron derivados por el profesor jefe/a al equipo de convivencia, se establecieron instancias de reflexión para identificar prácticas efectivas relacionadas a clases más innovadoras y participativas y se potenciaron los canales de comunicación con foco en padres y apoderados.

“Se logró responder a una relevante necesidad educativa en contexto de pandemia, los estudiantes se observan más felices, motivados y han declarado sentirse acogidos, mejoró la percepción de la comunidad de padres y apoderados, se potenció la convivencia en el aula y las conductas de buen traño”, señaló la directora.

Por su parte, Mónica Luna, directora de gestión pedagógica e innovación de la Fundación Belén Educa, señaló durante el encuentro que, “los colegios hoy día están poniendo mucha energía en gestionar la asistencia, esto ya no es solo pasar asistencia y ver al estudiante problema que teníamos antes, sino que es una campaña permanente”. Agregó que la gestión del dato diario es algo fundamental: “Hoy día la información en tiempo real de cómo poder gestionar la asistencia es clave de los estudiantes es clave para los colegios, de tener a la dupla psicosocial a los equipos de convivencia activos, llamando por teléfono, invitando a los que no han llegado”.

En el nivel de educación parvularia, Jéssica Torrealba, directora del jardín infantil JUNJI Los Patitos de Pudahuel, presentó algunas de sus estrategias, entre ellas, la entrega de afiches a los apoderados con información sobre la importancia de la asistencia permanente al jardín infantil, reuniones de apoderados centradas en los aprendizajes, seguimiento de las inasistencias a través de llamados telefónicos, visitas domiciliarias, entrevistas a las familias, encuesta sobre los procesos educativos considerando la visión de los apoderados, entre otras.

Para la directora la cercanía y el buen trato han sido fundamentales, en esta línea explicó que “tratamos de mantener la cercanía con las familias, conocemos a cada uno de los apoderados, las dificultades que tiene cada familia, y con eso nosotros logramos acercar a las familias al jardín infantil, mejorar la asistencia y mantener a los niños y niñas en el establecimiento”, finalizó.