Benito Baranda en la Escuela de Gobierno UC: “La pobreza es una privación de libertad, porque te impide desarrollarte como persona”

 

Uno de los más reconocidos expertos en temas sociales de nuestro país y presidente ejecutivo de América Solidaria, instó a los alumnos a diseñar políticas públicas desde la proximidad y experiencia con las personas, porque muchas veces se asoman los prejuicios.

Santiago, martes 9 de octubre 2018 – “La mirada que tenemos de la pobreza condiciona la relación que después tenemos con esa persona, por lo que establece la manera con la que trabajamos con esa persona”, fue uno de los primeros enunciados con los que Benito Baranda comenzó su charla en la Escuela de Gobierno UC “Nuestra mirada hacia los excluidos sí importa: las personas, la empatía y las políticas públicas".

El presidente ejecutivo de América Solidaria ha tenido un importante y activo rol social que ha incidido en la política pública del país, destacando su trayectoria como director nacional social del Hogar de Cristo y su reconocimiento con la Orden al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral en "Grado de Gran Oficial" entregado por el Presidente Ricardo Lagos. Amplia experiencia que compartió en el curso “Segregación y Desigualdad en la Ciudad” del profesor de la Escuela de Gobierno UC Kenzo Asahi y que dicta junto a Slaven Razmilic.

Su línea estratégica en torno a la política pública la definió como “miradas, relaciones y práctica”, porque su diseño implica hacer primero un trabajo personal e ir conociendo las miradas que están en cada uno de nosotros, haciéndolas conscientes. “Todos los que estamos acá hemos ido tejiendo nuestras imágenes del mundo con el hilo de su experiencia”, explicó.

Migración y pueblos originarios es otro de los puntos que se encuentran vigentes en las políticas pública y es donde principalmente él siente que se ha fallado, por la falta de reconocimiento al valor cultural. Por ello, agregó que, “un ejercicio que debiese hacerse en la política pública es cuando yo me vínculo con la realidades y diseño algo que responde a darle mayores grados de libertad a esas personas, no hacer políticas coercitivas”.

Baranda explicó el término “Aporofobia” en cuanto uno discrimina a otro por temor al pobre y produce molestia el que no tenga recursos. Sobre ello, dijo que la gente más vulnerable sentía una relación desigual, mirada indigna y práctica injusta, maltratadas en el trato que la sociedad tiene frente a ellos. “Por eso es muy necesaria la proximidad, porque es difícil de poder cambiar algo si no sientes nada por el otro. Si no tienes proximidad, difícil que puedas cambiar algo desde la política pública.

Señaló que el prejuicio no va a generar cambios, sobre todo considerando que en Chile el 50% de la población cree que la pobreza es por flojera.

La pobreza es una privación de libertad, porque te impide desarrollarte como persona”, enfatizó Benito Baranda haciendo hincapié en la relevancia de medir la pobreza multidimensional, resultados que se pueden revisar en la última encuesta Casen 2017. “Transferencias monetarias han sido claves por parte del Estado a estos grupos”, agregó.

Finalizó su charla explicando que la desigualdad tiene que ser atendida por la política pública, porque el promedio de los ingresos en el país se comienza a dañar en cuanto ponemos en el mismo grupo a los más pobres y a los más ricos del país, generando una cifra que no representa a la realidad del país.