El acceso a la vivienda se vuelve cada vez más crítico, afectando a las familias más vulnerables. Investigadores reunidos gracias al Centro de Políticas Públicas UC (entre ellos/as el profesor Diego Gil) sugieren en esta columna en diario La Segunda diversificar los instrumentos de política habitacional, focalizado en una política de arriendo. El creciente déficit habitacional y los salarios que no suben al mismo nivel que el precio de la vivienda ha dejado a muchas familias sin opciones.

+ Lee la columna aquí